Energía / Hidrogeno / Transporte terrestre

La Empresa Municipal de Transporte de Palma incorpora sus primeros tres autobuses de hidrógeno verde

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Palma incorpora a su flota en circulación sus tres primeros tres autobuses de hidrógeno verde.

Los nuevos autobuses suponen un paso más en la apuesta de Palma por la movilidad sostenible y los nuevos combustibles, convirtiéndose la segunda ciudad española, después de Barcelona, en disponer de una flota de vehículos impulsados por pilas de hidrógeno verde.

En total, la EMT ha adquirido cinco autobuses de hidrógeno verde de 12 metros que se licitaron por un importe de 4.832.135 euros (IVA incluido). Los vehículos han sido fabricados por la compañía Solaris en la ciudad polaca de Poznan, y tienen un diseño más amable para los usuarios, además de integrar nuevos sistemas de frenado.

El nuevo modelo de autobús ha sido financiado por el Govern a través de la Ley de Capitalidad y es parte del proyecto europeo Green Hysland, en el cual se enmarca también Power to Green Hydrogen Mallorca y cuyo objetivo es el despliegue de las infraestructuras necesarias para construir un ecosistema de hidrógeno renovable en la isla de Mallorca, así como contribuir a los objetivos medioambientales marcados por el del Govern de les Illes Balears en las islas.

La Unión Europea, a través del Clean Hydrogen Partnership, ha comprometido 10 millones de euros en la ejecución de este proyecto que también ha recibido financiación del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico en el marco del programa Moves Proyectos Singulares.

Segunda fase de renovación de la flota de la EMT Palma

Estos vehículos son los primeros de hidrógeno que la marca Solaris pondrá en funcionamiento en España y tienen como principal ventaja el hecho no generar emisiones y ser más silenciosos, creando una experiencia mucho más amable al usuario gracias al sistema de tracción interior con una conducción más suave. Asimismo, los nuevos buses de hidrógeno disponen de un sistema de frenado regenerativo que permite que recuperen energía y que las baterías se puedan cargar a cada frenazo y parada a parada.

Los nuevos buses de hidrógeno forman parte de la segunda fase de renovación de la flota de vehículos de la EMT Palma que está incorporando de forma progresiva hasta 65 vehículos nuevos. Una vez haya culminado esta fase, la EMT Palma habrá renovado más de un 90 por ciento de su flota desde 2015.    

Autor

redaccion.gaznews@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.