Energía

La CE aboga por «acelerar» las renovables y diversificar para responder a la dependencia europea del gas ruso

La comisaria europea de Energía, Kadri Simson, ha asegurado que es necesario que Europa «acelere» la agenda de implementación de energías renovables y que diversifique sus fuentes de energía para «reducir» su actual dependencia del gas ruso, como respuesta al actual escenario de precios energéticos altos.

En un encuentro organizado por Nueva Economía Fórum, Simson indicó que Europa ya «ha movido ficha» para tratar diversificar esta dependencia y buscar otros socios, como Estados Unidos, Azerbaiyán, Qatar o Noruega, que se conviertan en importantes suministradores de gas natural para el Viejo Continente.

En este sentido, aseguró que «la solución es desarrollar las energías renovables, no depender de los demás. Si invertimos en las renovables además los ingresos se van a quedar en la UE. Antes del Covid-19 la UE pagaba más de 300.000 millones de euros en importaciones de gas natural, petróleo y otros combustibles. Hay que reducir esta dependencia cuanto antes».

Simson consideró que, dependiendo de cómo discurra el actual conflicto en Ucrania, podría existir un problema de suministro de gas natural en Europa, con un almacenamiento en «mínimos históricos», aunque subrayó que sería más a medio plazo, ya que para este invierno la situación está «bastante cubierta».

Por ello, afirmó que Europa está estudiando distintos escenarios en caso de que Rusia decida interrumpir las exportaciones a Europa, para lo que esta semana se celebrará una ronda de reuniones en Bruselas sobre la seguridad del suministro de gas.

Además, insistió en que desde principios de este año ya se está trabajando con otros países para exportar gas natural licuado (GNL) a Europa y cubrir este posible déficit que pudiera existir por Rusia.

A este respecto, Simson señaló el papel que puede jugar España debido a su importante red de regasificadoras y su «muy buena conexión» con Argelia.

Respecto a las consecuencias de un incremento en la escalada del conflicto en Ucrania que pudiera acabar con una invasión por Rusia, Simson estimó que mandaría una señal «malísima» y tendría consecuencias para todos los miembros europeos.

No obstante, consideró que la respuesta de la UE será de unión y que las sanciones que se adopten contra Rusia estarán alineadas con todos los países miembros.

Autor

redaccion.gaznews@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.