Regasificadora

Reganosa inicia el retorno escalonado de la actividad

En febrero se anticipó a la pandemia del coronavirus adoptando las primeras medidas de seguridad. Ahora las instalaciones de Reganosa comienzan a prepararse para un retorno a la normalidad de forma escalonada tras la reducción de las restricciones en materia laboral a causa de la pandemia de coronavirus. A pesar de que, por la naturaleza de su actividad, el funcionamiento de la regasificadora de Mugardos no se detuvo en ningún momento, desde la empresa se detalló que, ya desde el inicio de la crisis sanitaria, se estableció un protocolo de seguridad en tres fases para su implantación gradual.

En la primera fase, se activó el teletrabajo para todo el personal que no fuese imprescindible en la terminal; se estableció una distancia mínima de dos metros entre los trabajadores, y el uso de mascarillas o pantallas faciales cuando no fuese posible estar alejado de otro compañero, y también se fijó que la entrada a zonas de taller y administración tendría que hacerse evitando tornos y utilizando las puertas con sistema automático. El cambio de turnos se efectuó de forma escalonada, y en cada uno se llevó a cabo una desinfección, y también se ordenó la reducción de los mantenimientos a aquellos estrictamente necesarios para el buen funcionamiento de la planta, así como el incremento del número de profesionales del área de Operación para garantizar la existencia de recursos suficientes.

En la segunda fase se reforzaron algunas medidas, como el servicio de comida individualizada para cada trabajador y el cambio de 8 a 12 horas de la jornada laboral del personal necesario sujeto a turnos.

La tercera oleada de medidas no entrará en vigor, si se mantiene la tendencia actual. Entre otras actuaciones contemplaba que los turnos de trabajo se efectuarían durante doce horas al día y de forma continuada durante quince jornadas, a los que seguirían 30 días de descanso. Además, Reganosa ha alquilado diversas autocaravanas para ponerlas a disposición de su personal esencial de guardia, para que residiesen en la terminal, vehículos que permitirían períodos de confinamiento adicionales en caso de ser necesarios. 

Pese a la decisión de la Xunta de rebajar el nivel de alerta, Reganosa sigue manteniendo activas exigencias a su personal, como el uso de mascarillas o la toma de temperatura.

Autor

redaccion.gaznews@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *