Energía / Mercados

La crisis sanitaria castiga la cuenta de resultados de Naturgy

Naturgy prevé un recorte del 15% en su resultado bruto de explotación (Ebitda) ordinario para este año por el impacto de la pandemia del Covid-19, con un retroceso de los 4.700 millones de euros de 2019 hasta los 4.000 millones en este ejercicio. El Ebitda ordinario del grupo se verá afectado principalmente por la caída en la demanda y precio de gas y electricidad y el cambio de divisas, que supondrán un impacto de 200 millones de euros cada una ante la crisis por el coronavirus.

En la presentación de los resultados del primer semestre, el presidente de la compañía, Francisco Reynés, señaló que la crisis por el Covid-19 ha llevado a vivir «una de las tormentas perfectas más importantes» para el sector y, en especial, con efectos «preocupantes» en los principales indicadores del negocio.

Así, el directivo invitó en varias ocasiones a esperar al ‘Capital Markets Day’ del próximo otoño, en el que el grupo actualizará su ‘hoja de ruta’ a 2022, aunque subrayó el compromiso con los accionistas con una política de remuneración «estable y sostenible».

Reynés valoró que en estos dos años desde que lanzó el plan estratégico de la compañía se ha cumplido con los objetivos, aunque aseguró que es necesario «transformarse más». Apuntó que esa transformación está dirigida a reducir el perfil de riesgo, redefinir las operaciones, fortalecer la posición competitiva de la empresa y reforzar el equipo directivo. No obstante, advirtió de que los dos pilares de esa nueva estrategia seguirán siendo la orientación a la creación de valor y la política de dividendos, «dos piedras angulares que mantendremos en nuestro plan estratégico futuro».

Renegociación de contratos de suministro

Durante el primer semestre del ejercicio, Naturgy ha profundizado en la gestión de su portfolio de negocios y ha impulsado cambios en la organización para continuar con la transformación de la compañía. La crisis económica se ha visto reflejada en el sector energético en forma de una menor demanda de gas y electricidad en España y Latinoamérica, un escenario más desafiante en el mercado internacional del GNL y una depreciación de divisas en países clave de América Latina.
 
En concreto, durante la primera mitad del año, Naturgy comenzó a adoptar medidas para reducir su perfil de riesgo y renegociar los contratos de aprovisionamiento en base a los mecanismos de revisión ordinarios y también extraordinarios contemplados en dichos contratos. Este proceso adecuará las condiciones de suministro a las del mercado. En este sentido, cabe destacar los acuerdos ya cerrados para la terminación anticipada de varios contratos de suministro a largo plazo por un volumen anual de aproximadamente 20 TWh. La compañía espera continuar alcanzando durante la segunda mitad del año acuerdos con otros suministradores para la modificación de condiciones contractuales de volumen y/o precio.
 
Naturgy también ha puesto el foco en reforzar su liquidez. Prueba de ello, es la reciente firma de un nuevo crédito sindicado sostenible por importe de 1.000 millones de euros ligado a criterios medioambientales, tales como objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Esta línea de financiación tiene un vencimiento a tres años, en julio de 2023.
 

Autor

redaccion.gaznews@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *