Mercados

Enagás obtiene un beneficio neto de 333,1 millones hasta septiembre, un 2,3% más

Enagás ha hecho hoy públicos los resultados de los nueve primeros meses del 2019 en los que ha obtenido un beneficio después de impuestos (BDI) de 333,1 millones de euros, un 2,3% más que en el mismo periodo del año anterior. Este crecimiento es ligeramente superior a lo previsto, debido principalmente a las aportaciones de Tallgrass y Desfa desde este año. La contribución de las sociedades participadas ha sido de alrededor del 30%, con un importante peso de las filiales internacionales.

Durante este periodo, Enagás ha invertido 756,5 millones de euros que corresponden principalmente a la adquisición en Tallgrass Energy. Además, la compañía ha continuado realizando inversiones en el proyecto Trans Adriatic Pipeline (TAP), una infraestructura clave para la seguridad de suministro energético de Europa en la que Enagás participa con un 16%. Este gasoducto, que unirá Turquía con Italia a través de Grecia y Albania, tiene un grado de avance cercano al 90%, en línea con lo planificado. TAP espera iniciar las pruebas con gas de la infraestructura en Grecia y Albania durante el cuarto trimestre de 2019.

Nueva filial: EnaGasRenovable

Enagás ha aprobado la creación de una nueva filial, EnaGasRenovable, para impulsar proyectos de gases renovables. La compañía apuesta por las energías renovables no eléctricas (biometano e hidrógeno verde) como nuevas soluciones energéticas que permitan avanzar hacia un modelo energético más sostenible.

Esta filial integrará también los proyectos, actualmente en desarrollo, de gases renovables como Power to Green Hydrogen Mallorca, Power-to-Gas y otros acuerdos con los principales gestores de residuos para promover el biometano y la economía circular.

Los gases renovables dotarán al futuro sistema energético de la necesaria flexibilidad y ayudarán a garantizar la seguridad de suministro y la descarbonización, en línea con el cumplimiento de los objetivos climáticos anunciados por el Gobierno y con la estrategia europea para liderar el camino hacia la neutralidad climática en 2050.

Las infraestructuras gasistas existentes están técnicamente preparadas para transportar y almacenar gases renovables.

Autor

redaccion.gaznews@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *