Energía / Regulación

El nuevo Plan de la Energía y el Clima confirma el fin del carbón y el impulso a la fotovoltaica

El Estudio de Impacto Ambiental del borrador actualizado del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030 se encuentra en periodo de información pública y se podrán presentar alegaciones hasta el próximo 25 de marzo. Es el último trámite antes de que se remita a la Comisión Europea el documento en el que se confirma que el carbón no llegará a 2030 dentro del ‘mix’ energético español y da un nuevo impulso a la presencia de la solar fotovoltaica.

En concreto, la nueva ‘hoja de ruta’ reduce a cero la presencia del carbón a 2030. Además, se acelera en los plazos la merma de la presencia del carbón en la potencia instalada de energía eléctrica, reduciéndola en 2020 a 7.897 MW, y dejando su existencia a 2.165 MW en 2025.

IMPULSO A LA ENERGÍA SOLAR FOTOVOLTAICA.

Otro de los principales cambios que incluye el nuevo documento es el mayor impulso que se concede a la solar fotovoltaica, con casi 2.300 MW más frente al primer borrador, hasta alcanzar los 39.181 MW. Ello supondrá el desarrollo de unos 30.000 MW de esta tecnología en la próxima década.
El nuevo PNIEC prevé un ‘mix’ eléctrico con una potencia total instalada de 160,83 gigavatios (GW), de los cuales 50,3 GW serán de eólica; 39 GW de solar fotovoltaica; 26,6 GW de ciclos combinados de gas; 14,6 GW hidráulica; uno 9 GW bombeo; y 7,3 GW solar termoeléctrica. Además, se mantienen los 3,18 GW de nuclear. El plan contempla alcanzar en 2030 un 23% de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) respecto a 1990, dos puntos porcentuales más que en la primera versión del documento.

En lo que se refiere a la movilización de inversiones, eleva también esa cifra hasta los 241.400 millones de euros entre 2021 y 2030, frente a los 236.000 millones de euros que preveía en el primer borrador. Este esfuerzo inversor, del cual el 80% se realizará por parte del sector privado y el 20% restante por las distintas administraciones públicas, incluyendo financiación europea, se destinará, fundamentalmente, al impulso de las renovables, a medidas de ahorro y eficiencia y a los trabajos de electrificación y redes.

Según el estudio de evaluación de impacto, el PIB (respecto al escenario sin plan) aumentaría entre 19.500 y 25.700 millones de euros al año a lo largo de la década, lo que representa un aumento del 1,8% en 2030. En lo respecta al empleo neto, prevé un aumentó de entre 250.000 y 350.000 personas al final del periodo. Estos nuevos empleos lograrán reducir la tasa de desempleo entre un 1,1% y un 1,6% adicional.

Autor

redaccion.gaznews@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *